¿Qué tipo de contenido debo publicar en las redes sociales?

Un hotel debe estar hoy en día en las redes sociales (Instagram, Facebook...). Pero a menudo surge una pregunta: ¿qué contenido debe publicarse?

Un hotel debe apoyarse en su página web para ofrecer a sus huéspedes información precisa y sus cuentas en las redes sociales deben fomentar el acto de compra. Este es el periodo de los sueños y las elecciones que se guiarán por las páginas de Facebook y, especialmente, de Instagram.

Por eso las redes deben ser verdaderos catálogos. A través de ellas inspirará a su próximo cliente.

La información es escasa, simples suposiciones con fotos, descripciones (que no siempre se leen, sobre todo en Instagram) e historias que pueden subrayar la noticia. Pero el objetivo concreto es dar envidia al huésped, mostrando el hotel en su mejor momento.

Así, se publicarán fotos, con bastante regularidad, con un comentario, hashtags... Estas fotos deben ser coherentes, porque formarán un muro que reflejará la imagen del establecimiento.

Será posible alternar las publicaciones con vídeos (publicados en IGTV en Instagram o, preferiblemente, también en el muro). Los vídeos son más animados y atractivos si la duración es mínima.

Para noticias, concursos o información importante. Se recomienda crear historias dedicadas. Se difundirán las 24 horas, o incluso todo el tiempo, poniéndolas en categorías de "titulares". Hay que tener cuidado de no abusar de estas historias de titulares para que sean claramente visibles. En Facebook, se puede adoptar la publicación clásica para este tipo de noticias.

En cuanto a la cabecera de la página, será el primer enlace para el visitante de una página de Instagram. Tiene que ser breve, muy claro. Se sugiere poner el enlace direccional al sitio de reserva directa, la ubicación aproximada, la filosofía del establecimiento, y si es así, la mención del cierre temporal del hotel.

Todas estas publicaciones tendrán un mayor impacto en Instagram. En Facebook puedes publicar tus fotos o vídeos. Las historias rara vez se ven en la histórica red social.

Así, los contenidos publicados en las redes sociales deben ser capaces de crear envidia y deseo en pocos segundos.